Warning: getimagesize(300407 170.jpg) [function.getimagesize]: failed to open stream: No such file or directory in /web/htdocs/www.compagniamissionaria.it/home/class/init.php on line 1702
Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA
DEL SACRO CUORE
una vita nel cuore del mondo al servizio del Regno...
Compagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia Missionaria
Una realidad completamente nueva
Posted by Ivone Gomes
Me llamo Ivone Gomes, nací el 1° de marzo de 1972 en Bissau (en el barrio Reno), hija de João Dinis Gomes (ya fallecido) y de Marta Gomes (por fortuna vive aún) y residente en el mismo barrio.Tengo siete hermanos , hice mis primeros estudios en Bissau; comencé la primera clase en una escuela elemental privada en el barrio Reno, pero los problemas que surgieron cuando tenía cuatro años, me llevaron a Canchungo, donde vivía una tía. Así en Canchungo asistí a la escuela de 2° a 5° básico.
Todo comenzó con una inyección anti-malarica mal puesta en el hospital central de Bissau. El resultado fue este: la parálisis de la pierna. Buscando alguna solución mis padres me enviaron a Canchungo, donde habían médicos chinos y donde vivía mi tía. Estuve algunos años allí como dije antes, pero no logré ningún resultado positivo. Más tarde, ya nuevamente en Bissau, fui operada por el Dr Ernesto en el Centro de Rehabilitación Motriz (en Klelé). Después de la operación el médico me aconsejó usar “el aparato(ortesis) ” específico para estos casos, pero lo usé solamente un año porque me cuesta caminar con él y es demasiado caluroso. Actualmente lo uso de vez en cuando, porque no usarlo me puede causar problemas en el futuro, por ejemplo a la columna vertebral . Pero graduándome en Economía iré a Portugal, para ver mejor el estado en el que me encuentro y eventualmente , encontrar un aparato más perfecto y liviano.

Formacion cristiana
Soy hija de padres cristianos. Mi padre fue bautizado de pequeño y mi madre ya de adulta. Comencé el catecismo en Canchungo, pero el bautismo lo recibí 1987 en la capilla de Bissau Nuevo, perteneciente a la parroquia de Bandim. Aquí recibí también la Confirmación. Luego formé parte del grupo vocacional de la Parroquia de Fátima, donde era párroco el p. Dionisio Ferraro. Nos encontrábamos todos los sábados y me gustaba mucho rezar. Luego de un tiempo p. Dionisio me hizo una propuesta vocacional y me habló de la consagración laical. El también animaba un Grupo de laicos (la Asamblea de S. Pedro) y también participé en encuentros con ellos. En 1994, cuatro jovenes y yo (entre las cuales estaba Antonieta N’Dequi) iniciamos un grupo que querían ser laicas consagradas; teníamos reuniones todos los sábados con p. Dionisio. El 30 de noviembre de 1994, nos vinimos a vivir a S. Pablo, no todavía en la casa actual (que entonces no existía), sino en una casa arrendada. Allí vivimos 3 0 4 años, siempre acompañadas en la formación por p. Dionisio.
También Sor Aidmé (entonces secretaria en la Curia diocesana) nos ayudó , hablando con un grupo de laicas consagradas de Zinguinchor en Senegal. Antonieta y yo fuimos a encontrarlas para hablar con ellas , pero la lengua francesa fue un gran obstáculo; no nos permitía una formación en común y tampoco una relación simple. Por todo esto decidimos renunciar a este proyecto.

En la Compañía Misionera del Sagrado Corazón
Simonetta, una Voluntaria italiana de Caritas nos dio a conocer la Compañía Misionera .Ella era de Bolonia, donde está el Centro de la Compañía Misionera y , naturalmente conocía a algunas laicas consagradas de este Instituto. Les habló de nuestro pequeño grupo guineano y en cierto modo las provocó a venir a conocernos. Y así vino Lúcia en 1997. Se hospedó en Casa Verona (Bissau), donde vivía Simonetta, y fue presentada a P. Dionisio. Después de Lucia vino más de una vez Anna Maria Berta. Y así se pudo iniciar finalmente nuestra formación en portugués. Luego de un cierto tiempo la Compañía Misionera nos preguntó que queríamos ser: miembros efectivos de la CM o solamente laicas consagradas sin pertenecer al Instituto, pero recibiendo ayuda en la formación. Nosotras respondimos que queríamos pertenecer a la Compañía Misionera , ya que eramos pocas y sin la formación necesaria para poder ser “autónomas”, y crear una realidad completamente nueva. Y sigo pensando que hicimos muy bien.
Pensé en la hipótesis del matrimonio y tuve un novio ,pero la cosa no resultó. Yo tenía ciertas exigencias en la manera de concebir mi futura maternidad y esto no fue bien comprendido por la familia de mi novio. En consecuencia, luego de cierto tiempo , todo terminó entre nosotros. Después ya no tuve más dudas y elegí esta vida de consagración , con las exigencias que conlleva, y estoy muy feliz de haberlo hecho.
Condividi l'articolo su:
Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA DEL SACRO CUORE
Via A. Guidotti 53, 40134 - Bologna - Italia - Telefono: +39 051 64 46 472

Follow us on Facebook