Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA
DEL SACRO CUORE
una vita nel cuore del mondo al servizio del Regno...
Compagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia Missionaria
Por un “Eccomi” renovado
Posted by Marta Bartolozzi
Releer la vida, mirar el pasado para discernir en todo esos signos de vida, de gracias, de luz, de misión vivida cotidianamente en la fidelidad humilde y alegre en el lugar donde hemos sido sembradas como Familia CM - Misioneras, Familiares y Amigos - es siempre vital y motivo de de estímulo para arraigarnos mejor en el presente y abrirnos al futuro. Releer la vida, hacer memoria de lo más significativo , fecundo y positivo, me hace brotar de lo más profundo alegría, gratitud, compromiso, renovado sentido de la vida, conciencia de que estamos guiadas por Dios fiel, paciente y misericordioso como nos recuerda la Biblia. Y en este terreno fecundo pueden nacer nuevas perspectivas para el futuro, capacidad de seguir viviendo la misión confiando en la perenne y siempre nueva acción del Espíritu del Resucitado
Con este anhelo la Compañía Misionera del Sagrado Corazón, con ocasión de los 90 años de su fundador , p. Albino Elegante s.c.j. el 20 de marzo 2010 nos invitó a Bologna a participar en una jornada de fraternidad y amistad, y también para reflexionar sobre el aspecto fundante de nuestra espiritualidad:“La actualidad del “Eccomi”(Aquí estoy) de Jesús”. Una jornada intensa, marcada sobretodo por el acogimiento cálido y alegre que nos hizo inmediatamente sentirnos en familia. Si, es siempre hermoso encontrarnos entre nosotros y con los amigos de la CM que, desde hace decenios comparten la espiritualidad, la vida, los proyectos, las esperanzas, los logros. ..
La charla de p. Maurizio Rossi s.c.j. fue iluminadora, estimulante para la reflexión, y sobretodo para la vida. Creo que para los hombres y mujeres de hoy que que corren el riesgo de ahogarse en el liquido post-moderno y digital, es muy urgente tratar de comprender como encarnar hoy la espiritualidad del Ecce Venio y entregarla a los hermanos , a fin de que puedan dar su respuesta personal al caracter problemático de la vida humana.


Entrar y permanecer en la obra de Dios

En efecto, como afirma Christof Theobald: “nuestra sociedad está marcada por una infinita diversidad de estilos de vida : ropa de moda , tipos de convivencia entre hombres y mujeres o maneras de romper con los lazos existentes, estilos de educación , canones estéticos. Comportamientos en el trabajo y tiempo libre, maneras de gestionar la memoria individual y colectiva y de proyectar un futuro siempre más abierto. En breve, el sentido o la dirección es legible en todo lo que constituye lo concreto de los itinerarios humanos” (Il cristianesimo come stile, p 372).
Precisamente a partir de esta atención a la realidad de hoy y a la cultura que la domina, el relator subraya que “hacer la voluntad de Dios es aceptar y estar dispuestos a entrar y permanecer en la obra de Dios. Esto requiere una constante conversión al rostro de Dios-Padre que es amor. Todo es lugar de Dios, don de Dios y por lo tanto se mira en la luz de la Transfiguración. Reconocer esto es restituirme a la vida y dar vida. Donde quiera que exista el compromiso de acoger y mantener en pie la vida, allí está la voluntad de Dios. Esto significa ser creadores. Si, porque el mundo Dios lo conduce a través de los hombres y mujeres que se comprometen a hacerlo más humano, más lindo,más habitable.
Dios quiere que nosotros, hombres y mujeres , seamos siempre y en todas partes creadores y que vivamos este ‘mandato’ en la fe”. Esa fe que a la luz del Evangelio nos lleva a creer “que no es la muerte de Cristo la que salva, sino el amor del Siervo del Señor, no el sufrimiento como tal, sino su compasión por nosotros, para ayudarnos a compartir el sufrimiento de quien sufre. Por tanto el sacrificio que Dios quiere de mi es la solidaridad,la compasión, el amor por los hermanos, vividos en los vinculos , atentos a no separar nunca lo religioso de lo humano.”
Jesús es la encarnación de la voluntad divina, es también la revelación de una indecible capacidad de compasión, buen samaritano de todos , que nos acompaña en el duro viaje de la vida. Estímulos vitales que, la amplitud y la profundidad de la relación con Cristo, ciertamente podrán contribuir a iluminar y hacer más fecunda en belleza y compromiso nuestra vida cotidiana y misión .


Con la frescura del fermento

La Eucaristía marcó otro momento de alegre participación y de intensa comunión. La tarde fue dedicada a hacer memoria, partiendo de nuestras raices hasta llegar al hoy de la Compañía Misionera del Sagrado Corazón presente en Europa, Africa, America Latina e Indonesia. Fue muy positivo para todos recordar los inicios humildes y frescos de nuestra familia CM, la noche de Navidad de 1957.
Fue muy importante la presencia de al menos dos de las Misioneras de la primera hora y sobretodo palpar su fidelidad alegre a este maravilloso carisma , que brota del Corazón Traspasado de Cristo, que ha alimentado, iluminado, guiado su misión en el mundo . Partiendo de los “inicios”, el hacer memoria atravesó los decenios de la historia CM hasta hoy. Se alternaron testimonios de Italia, Mozambique, Guinea Bissau, Indonesia…, todo nos ayudó a captar una autentica dimensión de encarnación del “Ecce venio” a servicio de los hermanos.
El estilo que vimos en esta breve y estimulante excursión intercontinental fue el de arraigarse en la realidad con alegría, sencillez, en el acogimiento. Con ideales y compromiso ,como reza nuestro Reglamento de Vida: “para elevar y re-sanar la dignidad de la persona; poner en el trabajo cotidiano un significado más profundo; contribuir a hacer más humana la familia de los hombres, de las mujeres y su historia” (n.14).
Fue muy vital ver en los distintos continentes jovenes interesados en hacer propria nuestra vocación CM, vivida a modo de fermento en la masa en medio del mundo, como Instituto secular con nuestro estilo propio. Estos signos de esperanza son para todos un estimulo para vivir de maner autentica, grata y alegre, la hermosa vocación que hemos recibido; a re-traducir en el hoy nuestra espiritualidad declinándola en la vivencia cotidiana; para “aprender a vivir como personas satisfechas, no obstante las muchas necesidades insatisfechas ”(D.Bonhoeffer).
La jornada tuvo como motivo de fondo el encontrarnos como Familia Dehoniana para agradecer por los 90 años de nuestro querido Fundador p.Albino Elegante s.c.j. Expresamos nuestra gratitud al Dios Amor junto a él que siguió las partes de esta jornada con atención participativa, con alegría y satisfacción. P.Albino, lleno de años, pero lleno de vida mirando al futuro,en el momento de la despedida lanzó con fuerza la propuesta de organizar otras jornadas como ésta para un crecimiento en común y una consolidación de esos valores que dan savia, sentido y color a nuestra vida CM en el mundo actual. ¡Esperamos realizarlas!
Condividi l'articolo su:
Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA DEL SACRO CUORE
Via A. Guidotti 53, 40134 - Bologna - Italia - Telefono: +39 051 64 46 472

Follow us on Facebook