Warning: getimagesize(agnello_mistico.jpg) [function.getimagesize]: failed to open stream: No such file or directory in /web/htdocs/www.compagniamissionaria.it/home/class/init.php on line 1702
Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA
DEL SACRO CUORE
una vita nel cuore del mondo al servizio del Regno...
Compagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia MissionariaCompagnia Missionaria
EL CORDERO MISTICO
Posted by Lúcia Correia
Fabrice Hadjadj, 38 años, francés, de padres Judios de origen tunecino y creencia maoísta, ama presentarse como un « judio de nombre árabe y de confesión católica». Llegó al catolicismo luego de una juventud vivida entre la admiración de los ideales revolucionarios de Paris y la inmersión en la lectura de los grandes nihilistas del ‘900. Se bautizó en la fe católica más o menos a los 30 años y si le preguntan ¿porqué? Responde : «Soy yo el que se pregunta porqué no lo hice antes». Fabrice Hadjadj enseña en un liceo y en el seminario diocesano de Tolone, pero sobretodo es un filósofo, una especie de Nietzsche católico, autor de una decena de libros en forma de ensayos y dramas teatrales.Casado con tres hijas.Su vida nos habla de la manera maravillosa como Dios nos conduce y es un testimonio de una Europa que, no obstante sus estravagancias, aún tiene la savia suficiente de donde brotan personalidades cristianas significativas.



Cristo immolado
En la tradición ,Cristo es simbolizado con distintas especies de animales: pez, león, carnero, cabra, aguila, pelicano, gallina, incluso la serpiente ( la de bronce que Moisés levanta en el desierto), aún más como el gusano de tierra tierra…El Verbo hecho hombre recapitula en si mismo toda la fauna y el cosmos . ( Hombres y bestias salvas, Señor, dice un versículo del salmo 36, principio aún inconcebible de una ecología sobrenatural). Pero, entre todas las especies de este zoo místico, el cordero es siempre el predilecto. Por su candor, su gracia, su edad y docilidad, representa mejor que los demás a la víctima inocente. Su imagen se encuentra ya en las catacumbas. Podemos decir que tiene la misma edad que la Cruz. En el madero del suplicio, los primeros crucifijos suspenden un cordero,no un hombre ...Y, la puerta de los tabernáculos, aún hoy día, está habitualmente adornada por un cordero atravesado por una cruz parecida a una lanza.
Esta preminencia simbolica del cordero viene de las Santas Escrituras y está confirmada por la liturgia de la Iglesia. En el Génesis, está sin duda la primera ofrenda agradable a Dios : “También Abel hizo una oblación de los primogénitos de su rebaño, y de la grasa de los mismos”. (Gen. 4, 4). En el Exodo es el animal que deben comer en la Pascua: su sangre en los dinteles protegerá del paso del ángel exterminador. En Isaías y en Jeremías, es la metáfora del Mesías sufriente “y el Señor hizo recaer sobre él las iniquidades de todos nosotros. Al ser maltratado, se humillaba y ni siquiera abría su boca: como un cordero llevado al matadero (Is. 53, 6-7) – “ Y yo era como un manso cordero, llevado al matadero “ (Jer. 11, 19). También el Bautista se refiere a Jesús como el cordero de Dios… (Jn. 1,29 e 36). El mismo Evangelio dice en el momento del lanzazo: “Esto sucedió para que se cumpliera la Escritura que dice:No le quebrarán ninguno de sus huesos” (Jn 19, 36), prescripción del Exodo para el cordero pascual (12,46). Es una cita crucial , ya que hace de la Pasión el cumplimiento de la Pascua Judía, y del Crucificado el verdadero Cordero. San Pablo puede decir a los Corintios: “Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado!” (1Cor. 5,7). En fin , en el Apocalipsis, la victima sufriente se convierte en la victima triunfante: “ El Cordero que ha sido inmolado es digno de recibir el poder y la riqueza,la sabiduría, la fuerza y el honor,la gloria y la alabanza". (Ap. 5,12).
La relación directa con el cordero comido en la cena pascual hace de este ,por excelencia, el simbolo de la Eucaristia: habla al mismo tiempo del sacrificio y de la comunión, y habla también de la triple dimensión de memorial, de viatico y de anticipación de la gloria futura. Por eso antes de consumirla el sacerdote presenta la hostia usando las palabras de Juan Bautista: ¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo! Y la reforma liturgica agrega estas palabras sublimes: Beati qui ad coenam Agni vocati sunt, “ Dichosos los llamado a la Cena del Cordero”.
Vemos también al Cordero Místico de pie sobre el mantel blanco del altar, la arteria perforada y su sangre que mana y cae el cáliz de oro. Lo rojo de la sangre está realzado por el rojo del altar. Alrededor los ángeles agitan el incensario, 8 están de rodillas, 4 sostienen el Arma Christi. De derecha a izquierda , el primero tiene la caña y la columna de la flagelación; el segundo el flagelo y , sobre un asta , una esponja empapada en vinagre ; el tercero la lanza y los clavos; el cuarto, la corona de espinas y la Cruz con la inscripción en hebreo, latín y griego: Jesús de Nazaret, Rey de los Judios. Ningun arma, ni herramienta, ni máquina es más eficaz que estos instrumentos . Son las joyas de una tecnología sin igual. Son instrumentos de la Salvación.



La fuente de la vida
Centramos ahora nuestra atención sobre la raya oscura que divide la mitad inferior del Retablo abierto. Esta nos conduce al fin del Apocalipsis. Su último capitulo comienza con estas palabras: “Después el Ángel me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que brotaba del trono de Dios y del Cordero” (Ap. 22, 1). Aqui el rio es una fuente .Esta fuente irriga toda la Jerusalen celeste. Es el principio ecologico de su flora transfigurada. Este mismo mensaje está escrito en el borde de mármol de la fuente: He aquí la fuente de agua viva que brota del trono de Dios y del Cordero. Este último nombre es revelador: esta fuente nace de una llaga. La fuente profunda es el Corazón de Cristo, Cordero inmolado, abierto por la lanza del soldado. También lo vio San Juan. Antes que en la ciudad celeste, el ángel le hace ver el río de vida en el Golgota; allí Juan vio brotar la sangue y el agua (Jn 19, 33-35). La Iglesia nace así del Costado de Cristo como Eva del costado de Adán. La sangre y el agua corresponden a los dos sacramentos principales que la generan. «Del costado de Cristo brota el agua que lava y la sangre que redime. Por esto la sangre se reporta al sacramento de la Eucaristia, y el agua al del Bautismo» (Santo Tomás de Aquino).
La forma de la fuente es octagonal. Son numerosos los Baptisterios que tienen esta forma El número ocho recuerda las Bienaventuranzas (Mt. 5, 3-10): Felices los pobres...Felices los perseguidos… Nos recuerda que el peso de la gloria se dirige con preferencia a la Cruz. Y nos recuerda también que el peso de la Cruz desemboca en la gloria: en la Resurrección.La Resurrección de Cristo ocurre un Domingo, primer día de la semana. Pero este Domingo se puede entender como el día después del septimo día: este octavo día donde toda la Creación cruzará el muro del tiempo para entrar en el esplendor de lo Eterno. Podemos decir que la perspectiva de esta fuente octogonal comanda toda la composición del panel.Se amplía la forma octogonal con los ángeles alrededor del altar . La frescura brilla, parece una flor que se abre.
Así como la paloma irradia con gran esplendor en la parte superior, la fuente irradia discretamente en la parte inferior. Hay un eje vertical que parte desde el cielo para llegar a la tierra, expresa la presencia de Dios mismo y la presencia de Dios en los sacramentos. Comienza con el Señor en majestad, continúa con la paloma del Espíritu, encuentra el candor del Cordero Eucarístico, termina con esta pila bautismal, al mismo tiempo clara y oscura. Todo parece abrirse y ser reabsorbido , esto conduce a los elementos materiales.. Al agua y al barro de los orígenes..el origen es el Génesis. Tierra y agua proporcionan lo material a la pintura. Estamos ahora en la fuente simbólica y real, al mismo tiempo, el arte y la vida. Y el artista nos invita a beber de esta fuente. El eje de la divinidad termina en un canal. Esta se quiere derramar sobre el altar, fuera del cuadro. También quiere bajar hacia el espectador, al punto de hacerlo actor para que escuche, finalmente, algunas de las últimas palabras del Apocalipsis: “El Espíritu y la Esposa dicen: "¡Ven!", y el que escucha debe decir: "¡Ven!" Que venga el que tiene sed, y el que quiera, que beba gratuitamente del agua de la vida” (Ap. 22, 17).
Condividi l'articolo su:
Logo
COMPAGNIA MISSIONARIA DEL SACRO CUORE
Via A. Guidotti 53, 40134 - Bologna - Italia - Telefono: +39 051 64 46 472

Follow us on Facebook